? Seguir a @aliantonio Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Nueve errores que pueden matar el arranque de un negocio

{ Posted on Jun 04 2010 by Alí Antonio Manrique }

La decisión de arrancar un  negocio es algo realmente serio por lo que debe ser una decisión bien pensada y meditada. La razones por las cuales usted decide poner un negocio pueden ser tan variadas como variados son los colores del arco iris, sin embargo hay errores que pueden matar el arranque o comienzo de un negocio y que es importante tomar en cuanta al momento de decidirnos por montar un pequeño negocio.

Los autores del libro “So, you want to start a Business? 8 Stepss to take before making the leap”,* Ed Hess y Carlos Goetz, recomiendan que este atento a los errores que siguen:

1.  Elegir una mala oportunidad de negocio. La lección más difícil para los empresarios deseosos de aprender en que tener una gran idea para un emprendimiento no equivale a tener una buena oportunidad de negocios.

Aprender la distinción entre una y otra cosa mejorará de manera enorme sus oportunidades de éxito.

La manera de reconocer una buena oportunidad de negocios pasa por si este satisface las necesidades actuales de los clientes y si  estos están dispuesto a pagar para satisfacer esas necesidades.

Muchos negocios fracasan simplemente porque el empresario no adopta las medidas necesarias para garantizar que se está aprovechando una buena oportunidad.

Quedarse pegado  una idea que no tiene oportunidad puede ser contraproducente si usted la fuerza para que la misma se convierta en un negocio que funcione. Si hace esto perderá cada vez que lo haga.

2.  Perseguir a los clientes equivocados. Frecuentemente los dueños de negocios tratan de vender sus productos a los clientes equivocados o que no los necesitan.

Resultado: una pérdida de tiempo y dinero. Para tener éxito hay que alinear a los clientes correctos con los productos o servicios adecuados para ellos. La clave para encontrar sus clientes es averiguar lo que necesita su producto o servicio.

Necesitará hacer alguna investigación. Estudios de mercado y grupos focales (focus Group) son dos grandes opciones.

Sabiendo a que base de clientes dirigirse usted ahorrará dinero en la comercialización y la publicidad, ofrecer un mayor realce en el diseño del producto o servicio ofrecido y aumentar las ventas.

3.  Tratar de vender lo invendible. Muchos emprendedores aman su idea de negocios tanto que son incapaces de darse cuenta que otros pueden que no estén encantados con la misma.

Pero, en el mundo real los clientes pagarán solo por lo que necesitan, indistintamente de cuan bueno y distinto usted piensa que su producto es. Para asegurarse de que hay suficientes clientes que realmente necesitan el producto, tome las siguientes medidas:

•    Determine su elemento diferenciador, ese aspecto de su producto que lo hace mejor que la competencia.
•    Use ese diferenciador para mercadear su producto. Muéstreselo a los clientes tan pronto como le sea posible.
•    Desarrolle un prototipo y úselo para obtener retroalimentación de manera tal que usted pueda solucionar cualquier problema que tenga con su producto.
•    Recuerde, cuando se trata de su producto, la mejora constante del mismo debe ser su objetivo.

4.  Vender al precio equivocado. Ponga un precio incorrecto en su producto y ocurrirán dos cosas (ninguna de las dos es buena): La primera es que nadie comprará su producto porque el mismo tiene sobreprecio.

La segunda es que usted venderá pero perderá dinero debido a que sus costos excederán el dinero que usted reciba por las ventas. Al determinar el precio de su producto, considere lo siguiente:

•    ¿Está el costo de su producto cargado al precio de venta? Recuerde: precio menos costo es igual a flujo de caja positivo.
•    ¿Cuál es el precio de la competencia?
•    ¿Qué tanto sus clientes están dispuestos a pagar?

5.  Sobreestimar el número y velocidad de compras de los clientes. Al igual que los empresarios asumen que todo el mundo ama su producto suponen que cuando ese producto vaya a la venta, se agotará en los estantes.

Ellos no tienen en cuenta la inercia de los clientes, que es básicamente la reticencia de estos para cambiar de un producto que ya usan a uno nuevo desconocido.

Afortunadamente usted puede superar este fenómeno. Una forma es mediante el discurso de ventas. Crear un lanzamiento que resuelve las necesidades del cliente y destaque las bondades de su producto.

Pruebe a entregar muestras gratuitas, demostraciones, reparaciones gratuitas durante seis meses y descuentos por clientes referidos.

6.  Mal manejo de la empresa. Gestión de una empresa es como hornear un pastel. Usted necesita los ingredientes adecuados, seguir los pasos en el orden correcto, usar las cantidades exactas y hacerlo de la misma manera que dice la receta.

Pero al igual que hornear un pastel, si usted pone demasiados ingredientes o el tiempo de cocción no es el correcto, un simple error puede arruinar todo.

Los empresarios deben gestionar por objetivos y excepciones. Al administrar por objetivos, y crear listas de tareas le ayudan a priorizar y enfocar su tiempo en la mayoría de las tareas críticas y le impiden ser abrumado por las tareas cotidianas.

También debe aprender el arte de la administración por excepción o saber arreglar de forma rápida y eficiente las cosas que van mal en un día determinado.

7.  Contratar a la gente inapropiada e inadecuada. Manejar un negocio se trata de la gente. Si usted hace negocios con la gente (clientes) y mediante la gente (empleados).

Si usted comienza un negocio, usted necesitará contratar empleados. El éxito del negocio dependerá de cómo sus empleados traten a sus clientes y de que tan bien hacen su trabajo.

Cuando contrate, el objetivo número uno deberá seleccionar gente con la actitud correcta, con altos estándares e integridad. No haga de la habilidad del empleado el objetivo número uno de su contratación.

Usted puede enseñar una habilidad, lo que no se puede enseñar es carácter e integridad.

8.  Perder buenos empleados. Una vez que haya contratado un buen empleado usted querrá que este se mantenga con trabajando con usted.

Siempre trate a sus empleados con respecto, que sientan que lo que hacen es significativo e importante, alábelos, enséñelos y ayúdeles a alcanzar sus sueños mientras le ayudan a alcanzar los suyos.

Cuando sus empleados vena que usted se preocupa por ellos, van a querer trabajar aun más duro y mejor para usted. Un empelado feliz se traduce en clientes satisfechos.

9.  Ser incapaz de adaptarse al crecimiento. Probablemente esté pensando en expandir su negocio lo más rápido posible. Si es así, usted es un afortunado.

Sin embargo la realidad es que el crecimiento siempre se ve bien en el papel, pero si usted no maneja bien este asunto, toda la operación podría fracasar.

Los errores que se cometen cuando el crecimiento viene demasiado rápido tienen que ver con el servicio al cliente se resiente por que usted puede descuidarlos por estar atento a los problemas propios derivados del crecimiento.

Para crecer debe tener en cuenta dos cosas: mantener la calidad del producto y/o servicio y los empleados. Debe mantener un producto de alta calidad y asegúrese de involucrar a sus empleados tanto como sea posible.

Manténgalos informados para que sepan que están creciendo con usted y haga que participen en la búsqueda de nuevos compañeros de trabajo y formación.

*¿Así que usted quiere arrancar un negocio? 8 pasos a tomar en cuenta antes de dar el salto

© 2020 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI). Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales. Del leer, nace el saber.

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario