? Seguir a @aliantonio Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Mi vida como un gran deudor…

{ Posted on May 21 2009 by Alí Antonio Manrique }

mi-vida-como-un-deudorYa está en camino la que al parecer será la primera novela relacionada con los padecimientos de la clase media de Estados Unidos, por causa del desastre financiero de esta época. El fin de semana pasado el New York Times Magazine, estuvo dedicado al “gran dilema de la deuda”. Toda la edición giró en torno al gran problema que representa para el país la deuda personal  que  la mayoría de los ciudadanos de aquel país están encarando hoy día.

Lo interesante de esa edición es que trae un resumen de lo que será un libro de próxima publicación del que es uno de los reporteros del área económica  del periódico más importante e influyente del mundo como lo es el New York Times.

“Busted: Life Inside the Great Mortgage Meltdown”, algo así como (Estallido: Mi vida dentro de la gran Crisis Hipotecaria) cuyo autor Edmund L. Andrews (en la fotografía junto a su esposa y las cuentas por pagar) es reportero de economía, conocía de primera mano y de boca de los protagonistas como se movía la economía del planeta y sin embargo entró en medio de la crisis como cualquier hijo de vecino más.

El resumen que ofreció la edición dominical del citado periódico, es un apasionante relato de como una persona, educada, culta e informada, cayó al fondo de un abismo que lo llevó a la bancarrota. Se puede ver como la forma compulsiva de hacer las cosas en relación al dinero, lo llevó por ese camino. Empezando porque adquirió una hipoteca para la compra de las casa de sus sueños, que lo dejó dependiendo para comer y sobrevivir el día a día, de las tarjetas de crédito!!

Cuenta además como los bancos, tal como los vendedores de drogas, le suministraban a sus desesperados clientes nuevas y más amplias líneas de crédito y como sin darse cuenta se encontró prácticamente lamentando la vida que estaba llevando, a punto de volver a divorciarse, angustiado por no tener la voluntad de darle un alto a su “enfermedad”, sintiéndose tonto, avergonzado y furioso  por estar llevando un estilo de vida que el financieramente no podía asumir.

De como estaba gastando más de lo que la esposa y él ganaban, de cómo una persona como él, reportero, que había escrito hasta la saciedad acerca de las trampas de las tarjetas de crédito había caído en eso. Por supuesto que en el libro se explaya en explicar como la gente se hunde en dudas por causa de los gastos de consumo, como la estabilidad del matrimonio se tambalea por causa del dinero, o por la escasez de este, así mismo describe con lujo de detalle como una persona pierde la paz mental y su tranquilidad por no manejar de manera adecuada  sus finanzas.

La salida que encontró para salir del hueco, fue pagar las deudas de consumo. Solicitando una nueva hipoteca sobre su ya hipotecada casa, hacer pagos mensuales por los cuales desconocía exactamente el concepto y encima la esposa perdió el empleo.

Una noche se despertó con un ataque de pánico pensando en que si no pagaba las multas de trafico a tiempo, estás doblarían el monto, la electricidad, Internet, teléfono y cable, con fecha de corte si no pagaba, los pagos de las tarjetas de crédito pendiente y encima la hipoteca!! Como telón de fondo de toda esta historia, se desarrolla la debacle del sistema financiero mundial y cuando los bancos ya estaban pidiendo el remate de la casa de Edmond para que pagara todas las deudas, vino la caída de los gigantes.

Aun hoy el autor está esperando que el banco, J. P. Morgan, de respuesta a su caso. Mientras tanto aprendieron una dura lección y hoy están reconstruyendo su vida personal y financiera. Imagino que la publicación del libro los ayudará.

Con información y fotografía tomados de New York Times Magazine, para leer la historia completa pulse aquí

© 2020 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI). Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales. Del leer, nace el saber.

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario