? Seguir a @aliantonio Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Malos negocios: Prestar dinero entre familiares y amigos

{ Posted on Sep 03 2009 by Alí Antonio Manrique }

Familiares

Una de las cosas que nos caracteriza como latinos es la cercanía con el otro. Los hispanoamericanos pareciera que no tenemos un espacio privado que el otro no invada.

De esa misma manera nos comportamos con el dinero. Somos invasivos y sin mucho protocolo pedimos prestado a nuestra familia y a nuestros amigos por el simple hecho de ser compañeros o familia ¿Sabe Ud. cuál es un mal negocio? Prestarles.

No conozco a ninguna persona cercana a mí a quienes amigos o familiares no le hayan quedado mal. Parece que usted como amigo o familia debe entender y comprender todas las vicisitudes que estos pasan para no pagar sus deudas. Una vez conseguido el dinero, estos resuelven sus asuntos más urgentes o no y las deudas con la familia o los amigos quedan en el olvido por siempre.

Demás está decir que son muchas las desavenencias que este tipo de comportamiento ha traído entre familiares además de la perdida de la amistad. La razón de ese comportamiento yo del todo no la entiendo, parece que la religión tiene mucho que ver con eso.

Me explico, los protestantes por ejemplo tienen bien delimitado la relación entre la religión, el estado, el dinero y la familia. Por eso nosotros como latinos nos quejamos de que los anglosajones son personas insensibles o poco efusivas.

Yo mismo a veces me he sorprendido criticando el hecho de que muchos hijos se desentienden de sus padres y estos algunas veces pasan a la indigencia ante la indiferencia absoluta de los primeros.

Pero por otro lado eso tiene su lado práctico, al pan, pan y al vino, vino. No se andan con cuentos en asuntos de dinero. Lo contrario pasa con nosotros que nos creemos con la obligación moral de socorrer a los otros, que visto de lejos suena muy solidario y humano, pero la cruda realidad es que ese comportamiento hacen que usted sea abusado constantemente

¿Qué hacer? Tengo amigos que tienen unas reglas interesantes para evitar caer en el mal negocio de prestar dinero. Por ejemplo, para no caer en la falta de solidaridad o la crítica por parte de la familia por no ayudar o solidarizarse con los demás, no prestan: regalan.

Pongamos por caso que algún familiar le solicita mil dólares prestados, a sabiendas de que los tiene y puede que por prestarlos no va a quedar usted en la ruina, pues ¿que hace? Regala la mitad de lo que se le pide prestado. Algo así como que no tengo para prestarte lo que me pides pero te puedo regalar la mitad. Listo, esa persona ya no volverá a molestarle más.

Si tiene algo de vergüenza,  no lo va a usar como cajero automático. Con los amigos pasa igual, pero dependiendo de la cercanía y a estos, cuando no se les da un rotundo no, se les regala un cuarto de lo que están solicitando y ayuda para que puedan conseguir el resto.

No se trata de que usted ande por la vida regalando plata por todos lados. No. Se trata de que usted se evite un dolor de cabeza, un disgusto, perder dinero y la amistad por caer en la trampa moral de que a cuenta de familiar o amigo íntimo los demás le van a abusar.

Y a usted, ¿Que le parece el método de mi amigo?

© 2020 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI). Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales. Del leer, nace el saber.

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario