? Seguir a @aliantonio Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Evite que una deuda le ensucie el nombre y dañe su crédito

{ Posted on Aug 19 2010 by Alí Antonio Manrique }

Para mucha gente la palabra deuda es sinónimo de angustia y nervios. Muchos pensamos que por ser disciplinados basta para que nunca tengamos que lidiar con esa palabra, pero al final nadie está libre de eventualidades que pueden afectar seriamente sus finanzas personales tales como desempleo, enfermedades, accidentes o diferentes percances financieros que pueden hacer que hasta el más disciplinado termine endeudado.

Superar este tipo de problema es especialmente difícil cuando las deudas se afectan por intereses altos y en el peor de los casos cuando el crédito se restringe y su nombre se incluye en las famosas listas negras que todos, si todos los países del mundo manejan para impedir el acceso al crédito a los deudores.

El sistema ha creado una serie de reglas tácitas donde se vale de la ignorancia de los clientes para darles acceso al crédito de consumo mediante diferentes instrumentos financieros, donde las tarjetas de crédito son las malas del juego.

Los clientes, por lo general poco duchos en el manejo de tales instrumentos, terminan endeudados y entrando en una carrera de ratas que la mayoría de las veces pierde.

Es allí donde estos mismos bancos que de manera tan amable y considerada le ofrecieron cualquier cantidad de instrumentos financieros no solo le cierran las puertas sino que restringen totalmente el acceso al sistema.

Así funciona y si usted quiere ser un ente activo, usted debe pagar e iniciar el largo y lento proceso para que su nombre sea retirado de los bancos de datos de los financieramente indeseables.

Para lidiar con una situación de ese tipo, lo primero que hay que hacer es NO seguir gastando ni endeudándose. Le segundo paso es saber cuanto es lo que usted está debiendo realmente y a quien.

Actualice el estado de sus deudas y si es posible conversar con los bancos y proponerle un acuerdo para que de manera religiosa usted honre su deuda mensualmente, hágalo.

Muchos bancos se avienen, pero los menos insisten en cobrar hasta el último centavo, intereses atrasados y costas de abogados, con este tipo de banco no es posible negociar por lo que lo mejor que usted puede hacer es esperar que la deuda prescriba y no tener ningún tipo de contacto con estos.

Es necesario que la negativa a negociar un acuerdo se la den por escrito, eso es importante para el futuro. Pues el banco asume que si le envía una correspondencia o le hace una llamada telefónica y usted se da por aludido, interrumpe de esta manera el proceso de prescripción de la deuda.

Si pasados los cinco años y usted permanece dentro de la lista, usted deberá acudir a las instancias pertinentes para hacer los reclamos a que haya lugar con los recaudos donde se demuestre que usted intentó negociar con estos el pago y ellos se negaron, por lo que a usted no le quedó más remedio que  ser un proscrito del sistema.

Por supuesto que tratar de salir de la lista que le restringe el acceso al sistema, es un verdadero dolor de cabeza, pero eso es el precio que usted tendrá que pagar por no ser un analfabeta financiero.

La solución para este tipo de problema es que usted se eduque, tenga control de lo que gasta y como lo gasta.

Ese aprendizaje es algo doloroso, de hecho re-educarse no es nada fácil, pero si usted valora su paz mental y su tranquilidad, debe aprender a manejarse dentro de los limites que su sueldo le impone, ni más ni menos.

© 2022 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI). Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales. Del leer, nace el saber.

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario