? Seguir a @aliantonio Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

El poder para prosperar: 21 días hacia la libertad financiera.

{ Posted on Jan 08 2010 by Alí Antonio Manrique }

Este es el titulo del libro “The Power to Prosper: 21 Days to Financial Freedom” de Michelle Singletary, columnista del Washington Post, especialista en temas de finanzas personales. La reputada columnista ha lanzado al mercado este libro con la esperanza de que muchos de sus lectores se “pongan a dieta financiera” es decir deben abstenerse de gastar durante 21 días en cualquier cosa que no sea una necesidad.  Para muchas personas del mundo que rozan la pobreza critica eso no solo no es problema sino que lo hacen por 21 días y más. Pero, para un estadounidense promedio, cuya manera de vivir la vida está asociada al consumo excesivo y desmedido debe ser toda una prueba.

La autora dedica su libro todas aquellas personas que sufren el estrés en sus relaciones de pareja o de familia por su descontrol financiero. Para quienes están preocupados por su jubilación o por no tener ahorros suficientes para enviar a los hijos a la universidad.

Incluso si usted es un buen administrador la autora promete que el libro le ayudará a comprender mejor las razones por las cuales muchas personas no llegan a fin de mes y como puede ayudarlas.

Según Singletary este método ha sido probado durante varios años por miembros de la Iglesia Bautista de la cual ella es miembro, y el mismo me recuerda al un programa sobre dejar de quejarse durante 21 días. Al parecer 21 días es la medida justa de tiempo para que una persona cambie su comportamiento.

El programa consiste en que durante tres semanas usted debe abstenerse de comprar cualquier cosa que no sea una necesidad tales como alimentos y medicinas. Debe abstenerse de ir a los centros comerciales o las tiendas de descuento o rebajas.

Usted debe abstenerse de ir a restaurantes (de comida rápida o de otra índole) Esto incluye comprar el desayuno en la oficina o tomar meriendas. Incluso hasta el café.

A menos que sea gratis y si el vicio no le deja debe prepararlo en casa y llevárselo al trabajo. Tampoco se le permite que compre regalos o tarjetas de regalos.

Aunque para los que asumen el programa se les hace difícil aparecerse en una boda o fiesta de cumpleaños sin un presente. Por lo que se les insta a decirles a los homenajeados o contrayentes que usted está en un programa de ayuno financiero y que su regalo lo entregará después.

Demás esta decir, pero igual lo digo, que las grandes celebraciones de la vida no ameritan que usted se gaste un Potosí. Podemos encontrar miles de maneras de dar sin gastar.

La otra parte del programa consiste en eliminar el uso del plástico, tanto de crédito como de débito. Pagar con plástico hace que las compras sean demasiado fáciles y usted puede sumirse en deudas en cuestión de segundos.

Los bancos y los estudios al respecto saben que, incluso si usted paga sus cuentas al día, igual está siendo engañado pues dada la facilidad del crédito usted incurre en gastos que de no tener esa facilidad no haría.

De igual manera el programa hace hincapié con las tarjetas de débito, pues la facilidad del uso hace que usted gaste más, contrario a tener efectivo. Muchos arguyen que de igual manera ellos no van gastar más pues sin respaldo es imposible que la tarjeta de débito funcione y que por lo tanto es lo mismo que el efectivo.

Pero sostiene Singletary y le doy la razón que eso no es verdad. Pasa que muchos bancos permiten que se sobregire, por lo menos en USA y hasta  lo alientan con el fin de cobrar por eso tal y como lo hacen las tarjetas de crédito.

Otras reglas
La idea es bloquear todo lo que nos facilite el gastar. Solo se permiten gastos esenciales tales como alimentos y medicinas. Pero, “lo esencial” no es lo mismo para todo el mundo, por lo que el programa suministra una lista de lo que puedes comprar:

  • Artículos para el colegio, para la casa tales como productos de limpieza. Olvídese de sabanas, lámparas, cortinas, almohadas, etc, pues nada de eso es esencial.
  • Alimentos y medicinas.
  • Productos esenciales de higiene personal.
  • Ropa, solo lo esencial, es decir lo que requiere para su trabajo, tales como medias pantys, blusas, camisas o uniformes. No debe comprar ropa simplemente porque cree que necesita otro look para ir al trabajo.

Que cosas no hacer

  • No se le ocurra ir de compras como una forma de entretenimiento. Ni permita que los miembros de su familia lo hagan, especialmente los niños, ni “los deje por su cuenta” en un centro comercial.
  • No compre vía online, ni por catálogos (mantenga la tentación lejos de usted)
  • No gaste dinero en entretenimiento (cine, juegos, casino!!) usted puede entretenerse con cosas o actividades que no generen gastos.
  • Use efectivo
  • No se permita comprar cosas que usted sabe muy bien que no debería.
  • Olvídese de tratamientos del yugo de la belleza durante el seguimiento del programa.

Existe un dicho castizo que reza: la letra con sangre entra. Parece que esa es en parte la premisa del programa. Solo con dureza esto funcionará. Por lo que si usted quiere aminorar la dureza del programa debe tener un presupuesto y ceñirse estrictamente al mismo.

La única manera de comprender sus gastos en comparación a sus ingresos es mediante un presupuesto. Al tener un presupuesto y seguirlo en una situación como la del programa de los 21 días, usted verá que en verdad este funciona (el presupuesto).

Si los gastos de vivienda exceden más del 60% de sus ingresos, difícilmente usted podrá ahorrar o invertir. Si esa es su situación tiene que hacer algo para bajar ese porcentaje, búsquese un compañero de apartamento o aumente sus ingresos. Caso contrario le tocará mudarse a un sitio o lugar que usted pueda pagar de manera holgada.

Las deudas
Tener deudas no solo es malo para nuestras finanzas sino también para nuestra paz mental. Singletary propone un plan para pagar deudas de una manera rápida. Consiste en pagar las deudas más pequeñas primero.

Esto funciona como un estimulo para enfrentar las de tamaño mediano y después meterse con las de mayor cuantía. Con esta estrategia usted debe enfocarse primero en la deuda de menor cuantía, con lo que ahorre con la aplicación del programa o el empleo extra lo va entregar integro en el pago de esa deuda, sin descuidar los pagos mínimos de las demás.

Si usted pudo pagar la primera las otras serán más fáciles pues ya no tendrá que pagar el servicio de las otras y tendrá más dinero para hacerles frente.

Esa estrategia la apliqué yo de manera intuitiva cuando estaba prácticamente quebrado y logré salir de todas mis deudas. No fue de la noche a la mañana pero salí.

Si usted es un buen administrador puede usar este programa como un programa de mantenimiento, tal y como lo hacemos con el vehículo. Seguir de vez en cuando este tipo de programa le ayudará a hacer ajustes en sus finanzas personales y de igual manera puede enseñar a su entorno a hacer este tipo de ayuno.

Michele Singletary por último afirma que quienes hacen este tipo de ayuno una vez al año no solo llegan a ser mejores administradores, sino que ganan más confianza en si mismo porque aprenden que ser rico no significa tener montones de cosas materiales sino que se puede aprender a vivir con menos para tener una vida más abundante.

Significa en resumen tener paz financiera, algo que no tiene precio

© 2022 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI). Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales. Del leer, nace el saber.

  1. 3 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com
  3. Cómo salir de las deudas sin dejar de consumir | Crisis, negocios y dinero
  4. Cómo salir de las deudas sin dejar de consumir - Crisis, Negocios y Dinero

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario