? Seguir a @aliantonio Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Cómo proteger su negocio en un divorcio

{ Posted on May 28 2010 by Alí Antonio Manrique }

Cuando la gente se casa espera que sea para siempre, pero la triste realidad es que el 52% de los primeros matrimonios terminan en divorcio y un 70% de los casados en segundas o más nupcias finalizan de igual manera. Si bien los divorcios son siempre difíciles para todos los involucrados, estos pueden llegar a ser más complicados cuando uno o ambos esposos son propietarios de un negocio.

Sus negocios son probablemente el activo financiero más valioso de su propiedad. Usted probablemente gastó incontables horas y recursos alimentándolo y haciéndolo crecer.

Pero,  ¿Sabía usted que es muy probable que que podría estar haciendo cosas, de manera inconsciente, que podrían poner su negocio en riesgo ante la eventualidad de un divorcio?

Dependiendo de sus circunstancias individuales, su espos@ puede tener derecho a quedarse tanto como el 50% de su negocio en un divorcio.

Como es muy probable que usted no quiera que su ex esposa termine siendo su socia de negocio, ¿Qué puede hacer para proteger su negocio?

Esta es la pregunta del millón para quien tiene un negocio y que construyó con gran esfuerzo y puede terminar perdiendo la mitad por no ser previsivo. Los consejos y recomendaciones los saqué de la revista INC, adaptándolo a nuestro blog.

La primera recomendación es que usted debe buscar formas de proteger su negocio mucho antes de que la idea de un divorcio pase por su mente.

Es decir que los métodos de protección deben estar en vigor mucho antes de casarse si es posible. Obviamente algo así como un acuerdo pre-nupcial debe ser firmado antes de la boda (preferiblemente meses antes, no la noche antes de).

Pero hacer cosas como transferencia de propiedad, es algo muy complejo y en ciertos países eso es prácticamente imposible una vez que usted se casó.

En muchos países, no en todos, pero en todo caso esta lista le dará idea de que cosas preguntar a su abogado, es posible separar los bienes de ambos cónyuges (antes de casarse) según está lista:

1. La propiedad que era suya antes del matrimonio

2. la herencia recibida por uno de los cónyuges exclusivamente

3. un regalo recibido por uno de los cónyuges exclusivamente de un tercero (no del otro cónyuge)

El estatus de propiedad separada se puede perder si la misma se mezcla con bienes gananciales o viceversa durante el matrimonio.

Por ejemplo si usted pone a nombre de su esposa, como co-propietaria, de esa casa que le heredaron sus padres o tiene cuentas conjuntas donde ingreso la plata que le dejó en herencia su abuelita.

Después de eso esos activos pasan a ser propiedad conyugal. La propiedad matrimonial se compone de todos los ingresos y los bienes adquiridos durante el matrimonio por cualquiera de los cónyuges, incluido pero no limitado:

Planes de pensiones, planes de jubilación, opciones sobre acciones, acciones restringidas y otras participaciones, y las primas, comisiones, membresías de clubes, anualidades, cuentas de seguros de vida, fondos mutuos, acciones, bonos, cuentas bancarias, empresas, practicas profesionales y licencias, bienes raíces, sociedades limitadas, coches, barcos, obras de arte, antigüedades, devoluciones de impuestos y hasta su sangre si es posible.

El acuerdo prenupcial.

Es un contrato firmado por ambas partes antes de la boda, donde se detalla cuales son sus derechos de propiedad y las expectativas al momento del divorcio.

Un acuerdo prenupcial bien hecho puede incluso anular algunas leyes relacionadas con la propiedad comunitaria, aunque usted debe lógicamente asesorarse por un buen abogado que domine el tema.

El acuerdo prenupcial debe contener los elementos esenciales siguientes:

1. Debe ser por escrito

2. Debe ser ejecutado de manera voluntaria y sin coacción (firmarlo el día antes de la boda es una buena manera de desvirtuar esto, cuidado)

3. Debe información completa (no ocultar activos) esta es otra manera de invalidar el acuerdo, ojo con eso.

4. No puede ser irrazonable (puede ser otra manera de invalidar el acuerdo). Si usted está haciendo millones no espere salir con solo entregar la vajilla de plata, aun cuando haya firmado el prenupcial.

5. Debe ser firmado por ambas partes en presencia de testigos, preferiblemente un notario. Aunque algunos abogados recomiendan firmarlo ante un juez para que ninguno alegue que fue obligado a hacerlo.

Para usar un acuerdo prenupcial las partes pueden decidir que partes será considerada propiedad separada y que propiedad será considerada marital y como está deberá ser dividida.

Un acuerdo de este tipo es probablemente uno de las mejores y menos caras maneras de proteger su negocio contra un futuro divorcio. Pero si usted no tiene un acuerdo pre-nupcial, un acuerdo post-nupcial puede ser una opción.

Este es similar que el pre, pero como su nombre lo sugiere se firma después del matrimonio. A fin de ser valido un post-nupcial deberá contener los mimos elementos vitales que un pre-nupcial.

Si embargo después de casados la cosa es muy diferente. Una vez casados los involucrados tienen muy bien definidos los derechos legales en cuanto a la división de la propiedad.

Por lo tanto los tribunales son bastante cautos con este tipo de acuerdo. Demás está decir que la otra parte se puede negar a renunciar a sus derechos a menso que se amen demasiado y dejen de lado los asuntos financieros.

Por lo que si usted no ha firmado un pre-nupcial, le recomiendo que se encomiende a Dios, porque es muy probable que en caso de divorcio la mitad de sus bienes queden en manos de su ex pareja. Saludos

Fotografía Vía PhotoXpress

© 2020 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI). Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales. Del leer, nace el saber.

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario