? Seguir a @aliantonio Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Cómo evitar los errores comunes del arranque de una empresa o negocio

{ Posted on Nov 15 2011 by Alí Antonio Manrique }

Richard Branson no solo es uno de estos emprendedores con una vasta experiencia (es dueño entre otras cosas, de Virgin Group) sino que frecuentemente comparte sus experiencias y da consejo a los lectores de la revista Entrepreneur, respondiendo las preguntas de los lectores. Los que sigue son los consejos que da este empresario acerca de cuáles son los errores más comunes que los noveles emprendedores comenten cuando inician un negocio. Antes que nada hay que dejar claro que cometer errores es una parte del proceso de construir una compañía o negocio, lo que realmente importa es cuán rápido usted se recupera de los mismos. Esa es la parte interesante de la aventura de emprender, la cual requerirá de toda su resistencia y determinación.

El camino a seguir no es del todo desconocido: cuándo usted nota una oportunidad, que no se le ha ocurrido a nadie más, hay ciertos pasos para convertir su visión en realidad.

Para ello debe preparar un plan de negocios innovador, buscar financiamiento, contratar las personas adecuadas para llevar a cabo el plan y luego dar un paso atrás desde su rol preponderante en el negocio, exactamente en el momento correcto.

Estos son los errores más comunes y como evitarlos.

1.    No mantener el objetivo. Un error muy común es la falta de concentración. Si el arranque de su empresa ha sido etiquetada tanto por usted como por los demás como “la próxima gran cosa”, la emoción asociada a eso puede llevarlo a tomar decisiones impetuosas y la pérdida del sentido del propósito.

Muchos emprendedores terminan corriendo en varias direcciones en lugar de tomar medidas firmes hacia su objetivo.  Defina claramente sus objetivos y estrategias y a continuación establezca un cronograma.

No deje que otras posibilidades o sueños brumosos le impidan alcanzar su meta. Un error frecuentemente asociado con el primer paso viene dado por la incapacidad del emprendedor para transmitir de forma clara y concisa su idea.

Este tiene que ser capaz de generar la aceptación de los inversores, socios y empleados potenciales en pocas palabras. Para ello es clave que usted desarrolle a la perfección el “discurso del ascensor” o lo que usted diría a un posible inversor si estuviera con este en un ascensor.

Branson aconseja que usemos la plantilla de twitter,  140 caracteres, para perfeccionar la esencia de su idea de negocio. Recuerde mientras más corto sea su “pitch”, más claro será este.   Ser flexible, al igual que la falta de planificación puede ser un problema.

La adhesión a ciegas a su plan es una manera segura de dirigir su empresa hacia el barranco. Un empresario exitoso es aquel que sabe adaptarse sin perder de vista su destino final.

2.    No ser realista sobre los costos. Cuando estime los costos requerido para el arranque de su empresa, no cometa el error de reducir los fondos requeridos, eso disminuirá sus oportunidades de éxito.

Mantener sus gastos bajo control es vital, pero eso no tiene nada que ver con la inversión de capital o los costos de capitalización.

Son muchas las empresas nuevas que quedan fuera de juego por el simple hecho que desde el principio están descapitalizadas. Realmente ese es un error que muchos cometemos: tratar que el capital iniciar sea el mínimo posible, cuando debería ser al revés.

3.    No contratar a la gente que necesita, sino la que es como usted. Por muy tentador que puede ser que el personal de su nuevo negocio sean amigos y familiares, esto es un grave error.

Si no funciona, pedirles que se vayan va a ser muy difícil. Branson cuando inicia un nuevo negocio, siempre contrata a un equipo básico de personas inteligentes que ya conocen la industria y sus riesgos inherentes.

Aprovechar al máximo el acervo de conocimientos de esas personas es clave cuando surge un problema, incluido usted mismo. Uno de sus objetivos debe ser encontrar un director que realmente comparta su visión y en quien pueda confiar.

4.    Saber decir adiós. Un gran empresario debe saber cuándo ha llegado el momento de dejar la posición de CEO. Eso no implica que usted deba abandonar su empresa, pero si las operaciones diarias le fastidian después de un tiempo, delegue.

Los fundadores de la empresa no deben dudar de si mismos, y si es el caso, volver a tomar el timón como lo hizo Larry Page en Google, que regresó a la posición de CEO en Abril pasado.

Dar un paso atrás no significa darle la espalda a su negocio.

© 2022 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI). Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales. Del leer, nace el saber.

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario