? Seguir a @aliantonio Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Como decidir si el espíritu empresarial es para usted

{ Posted on Jun 22 2010 by Alí Antonio Manrique }

Comenzar un negocio es como convertirse en padre. No solo tenemos que prepararnos para la puesta en marcha emocional y financieramente del mismo sino que debemos estar comprometidos con sus necesidades hasta que este suficiente maduro para dejarlo por su cuenta. No obstante puede que necesiten alguna ayuda de vez en cuando, sin importar la edad que tengan. 

Aquí hay cinco preguntas esenciales que debe usted deberá hacerse y responderse lo más honestamente posiblesi piensa arrancar su propio negocio.

Las mismas vienen del libro de próxima aparición  The Wall Street Journal Complete Small Business GuideBook* del cual el diario Wall Street Journal se hizo eco y versionada por Crisis, negocios y dinero.

1.  ¿Es usted un apasionado de su producto o servicio? Ser realista es una de las primeras actitudes a asumir cuando se quiere arrancar un negocio o empresa. Poner en marcha un negocio es muy estresante.

Usted muy probablemente se preguntará si ha tomado la decisión correcta, sobre todo cuando las horas son largas y las ganancias iniciales (si es que existen) son exiguas.

Como propietario del negocio usted también es vendedor en jefe de su empresa. Su entusiasmo por su producto o servicio será el gancho que atraerá a sus clientes, inversores o propietarios de otros negocios.

No es sabio, recorrer el camino de la libre empresa sin entusiasmo. Este le ayudará a atravesar el camino lleno de baches y escollos que es la vida del emprendedor, especialmente después de que el entusiasmo inicial ha desaparecido.

2.  ¿Cuál es su tolerancia al riesgo? Abrir un negocio no es para los débiles de corazón. Muchos emprendedores han saltado prácticamente sin red, en busca de hacer realidad sus sueños, y han logrado volar hasta la meta.

Al poner un negocio usted puede encontrar un millón de razones para fracasar. No hay garantía de éxito, ni siquiera la posibilidad de tener un sueldo fijo. Si usted le tiene aversión al riesgo, emprender un negocio, probablemente no es el camino adecuado para usted.

3.  ¿Qué tan bueno es usted tomando decisiones? Cuando usted es dueño de su propio negocio, nadie va a tomar decisiones por usted.

Cosas como desde donde debe trabajar, si debe comprar o alquilar una oficina, si contrata o no empleados, a que tipo de cliente va a dirigir su producto.

Son muchas las preguntas que demandarán de usted una decisión. Hay veces que las personas que están arrancando un negocio se han sentido desesperadas porque no saben que decidir en cosas cruciales de su negocio.

En parte porque la inseguridad les hace pensar que pueden arruinar el negocio por una mala decisión.

Las opciones que usted maneja en el día a día le pueden conducir al éxito o al fracaso, por lo que debe sentir confianza en su capacidad de tomar la decisión correcta.

4.  ¿Está dispuesto a asumir numerosas responsabilidades? Mientras que un empleado de una empresa se centra en una habilidad especial o función dentro de una empresa o corporación, el dueño del negocio en cambio debe contribuir todo lo posible para la empresa.

Ser empresario es ser versátil y debe estar en condiciones de jugar varios roles en el negocio, desde vendedor, contador, administrador, cobrador, secretaria y office boy.

Si asumir distintos roles no es lo suyo, es probable que dedicarse a emprender tampoco lo sea. La reciente reseción económica mundial ha hecho que los dueños de negocios tengan un buen conocimiento de las finanzas de su empresa.

Mientras más conocimiento tenga de las diversas tareas que se llevan a cabo en su negocio, más preparado estará para salir adelante.

5.  ¿Es usted capaz de evitar el desgaste? Emprender significa muchas, pero muchas veces, que usted deba trabajar siete días a la semana unas 16 horas como mínimo.

Eso significa perder contacto con amigos, abandono de viejas aficiones o intereses y no lo peor, no tener tiempo para sus seres queridos. Si usted no maneja bien esta situación pude terminar exhausto, sin amigos, sin espos@ y con el negocio en quiebra.

Evitar el desgaste significa que usted puede balancear su vida personal con su vida de empresario.

Interesante ¿no? Tómese un tiempo para reflexionar sobre estas preguntas, haga un examen de conciencia y luego si usted piensa que tiene lo que hay que tener, adelante el mundo espera por usted.

* Guía de Pequeños Negocios de Wall Street Journal.

© 2020 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI). Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales. Del leer, nace el saber.

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario