? Seguir a @aliantonio Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

¿Cuánto cuesta la felicidad?

{ Posted on Jun 17 2010 by Alí Antonio Manrique }

Muchos dirán que la felicidad no tiene precio y de tenerlo sería impagable. Pero en un mundo material que a todo le quiere poner precio, son muchas las cosas que dan felicidad y que tienen un alto precio. Ahora mismo leo en la prensa de que la suite más exclusiva del Hotel Four Seasons de Nueva York, la Ty Warner Suite, cuesta 35 mil dólares la noche. Fue diseñada por el famosísimo arquitecto I.M Pei.

Siendo éste el cuarto de hotel más caro de Estados Unidos, no incluida la ciudad de Las Vegas, cuyas extravagancias parece son insuperables.

Todo esto viene a cuento porque el periodista y autor Benjamin Wallace se dedicó de manera voyeurista a buscar cuanto cuesta la felicidad  y para ello probó algunos de los productos más caros del mundo, entre los que se encontraba una botella de Chateau Cheval Blanc de 1947, 200 g de carne Kobe y el mítico café Kopi Luwak.

Lo que impulsó al autor a hacer esta búsqueda fue darle respuesta a porque la gente gasta semejante cantidades de dinero no solo en vino sino en innumerables cosas y realmente estas personas ¿viven una vida mejor que la mía o que la suya?

Patrocinado por la revista GQ se dedicó, como dije, a probar desde las cosas más simples y sencillas a las más caras y codiciadas del mundo, en una docena de categorías.

La experiencia fue sorprendente ya que Benjamín probó no solo la carne Kobe, originaria de esa provincia de Japón, las trufas blancas, un aceite de oliva de olivares de Toscana que crece en la ladera de una montaña y cuesta cerca de  100 dólares la onza, durmió en un colchón Hastens de 65.000 dólares, condujo un Bugatti y hasta logró probar el vino más mítico y legendario del mundo, un Cheval Blanc.

Muchas de las cosas que probó, según el autor fueron francamente decepcionante. Menos, por supuesto, aquellas cosas donde la subjetividad queda de lado como es el hecho de conducir un Bugatti o dormir en una cama Hastens.

¿Conclusión? Al parecer la reacción de muchas personas cuando le dan a probar algo, depende del precio. Según pruebas científicas, la reacción cerebral ante este tipo de “degustaciones”, demuestra que la gente se siente mejor, por no decir feliz cuando el precio está por encima del promedio.

En todo caso la felicidad es algo relativo y depende de cada quien. Muchas personas tienen su propio parámetro de la felicidad y sobre eso no hay discusión.

Por eso extraña que muchos queramos ver en cosas materiales una relación con la felicidad, puede que esa asociación sea válida para  el confort, la tranquilidad o hasta  la seguridad.

Para mí en particular la felicidad viene en las manos de mi madre acariciándome el pelo, en el olor de mi pareja a mi lado en la cama, en saciar la sed en un día de mucho calor o en el olor de un día de lluvia en el trópico.

Nada de eso tiene precio pero vale mucho para mí, y para usted mi amig@ ¿Qué cosas le ponen feliz y cuánto cuestan?

© 2021 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI). Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales. Del leer, nace el saber.

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario